PRIMERAS DAMAS DEL MUSICAL

Idea: Pablo Gorlero/Ricky Pashkus
Dirección Musical: Gabriel Goldman
Dirección: Ricky Pashkus
Teatro Gran Rex
Buenos Aires, ARGENTINA
Estreno 2011

DIJO Camilo Sexto en Youtube : “Un ejemplo de presencia e interpretación… Y eso que como cantante no es para detacar!  ¡Pero que inteligencia para elegir una canción! BRAVO!!!”

DIJO Ernesto Camargo en Youtube: “Me parece que la gran diferencia entre Liza Minelli y Radano es que Alejandra parece salida de la película Psicosis”

DIJO Coco de Eugenia : Perdón por la reflexión un tanto fuera de tanta pasión que ustedes demuestran, pero ¿No les parece un tanto exagerada taaaaaanta obsecuencia con estas mujeres Karina K y Alejandra Radano? Sí… son buenas intérpretes, pero me parece que este espectáculo está demasiado inflado por el autobombo de los que lo organizaron…alguien tiene que bajar un cambio muchachos/as¡!! que harían entonces si la vieran y escucharan a Liza o a la Streissand? …digo no? No estoy en contra de las “estrellas” nacionales. Pero ya que de “nacionales” se trata, sería bueno que utilizaran su talento en músicas y letras de nuestro país, no les parece? Porque en tanto y en cuanto, sigan cantando música foránea, no va a ser fácil dejar de compararlas, ya que Liza hay una sola.”

EL MOMENTO MÁXIMO DE LA NOCHE fue ver juntas a Karina K y Alejandra Radano en “Cabaret” de Kander & Ebb. Karina K como Sally Bowles y la Radano como Elsie, no se puede pedir más.

Querida KARINA K:
Gracias por todo lo que aprendí de vos, humanamente y artísticamente.
Todos mis respetos y más.
ALEJANDRA RADANO.


SOUVENIR DEL 2011

La muerte de Ernesto Sábato
El 30 de abril del 2011, a los 99 años, el escritor murió en su casa de Santos Lugares. El autor de “El túnel” y “Sobre Héroes y Tumbas”, entre otras grandes obras, fue también presidente de la Comisión Nacional contra la Desaparición de Personas (Conadep). Sábato nació en la localidad bonaerense de Rojas, en 1911. Realizó un doctorado en Física y cursos de Filosofía en la Universidad de La Plata. Trabajó luego en el Laboratorio Curie, en París, aunque en 1945 abandonó definitivamente la ciencia para dedicarse a la literatura.

Ernesto Sábato en el Parque Lezama donde comenzó el trágico amor de Alejandra Vidal Olmos y Martín, en su novela “Sobre héroes y tumbas”
Sara Facio. Ernesto Sabato in Parque Lezama. 1969 | MoMA


COMPARTIR