ópera y LAURELES

Confieso que creí tocar el cielo con las manos cuando Kive Staiff me llama para que actue en “La Ópera de los Tres Centavos” de Bertolt Brecht y Kurt Weill. Me dió cita en su oficina del Teatro y me dijo -Susana Rinaldi hizo la versión anterior, la próxima quiero que la hagas vos-.
El Presentador de la obra fue el ÚNICO Guillermo Angelelli.
Mi padre en la ficción fue Walter Santa Ana, un hombre que a esa altura de su vida veía mejor que todos nosotros.
El día del estreno, Cipe Linkovsky me hace llegar, como regalo de estreno, una corona de laureles.
Dirigió la ópera Betty Gambartes y la orquesta la condujo Diego Vila.
Empachada de Gloria en esta vida.

“El Teatro no es teoría, es práctica”. Gracias Walter.

Fotos tomadas por mi amigo Jacques Haurogné.
COMPARTIR