LA TRUP SIN FIN

De: Hugo Midón
Dirección: Hugo Midón
Teatro: Teatro Nacional Cervantes
Ciudad: Buenos Aires
Estreno 2008

“Es una obra de seis cuentos cortos, con personajes que tienen todavía hoy mucho para decir -comenta Midón-. Tres vienen de la literatura clásica para chicos: Cenicienta, Aladino y Pinocho; y tres del cine: Stan y Oliver, Popeye y Olivia (son parejas tratadas como unidad) y Charlie Chaplin. A todos los había desarrollado en otras obras.”
“La Trup llega con sus valijas -explican Calicchio, Reinhold y Radano, casi al mismo tiempo-, las abre, y se empieza a contar cada cuento. Son actores e inmediatamente se meten en sus personajes. Todos hacemos muchos papeles, tenemos que correr bastante para los cambios -dicen entre miradas cómplices y sonrisas-, pero nos divertimos.”

Al preguntarle qué relación tiene esta Trup con los payasos de otras obras como Vivitos y coleando , por ejemplo, Midón responde: “De alguna manera el ser humano (digo: nosotros) está buscando cosas a través del teatro. En un momento eso estuvo simbolizado para mí por los payasos, que surgieron con el regreso a la democracia; ellos significaban una cosa específica: apertura, libertad, sacarse el miedo de encima. Estos miembros de la Trup son distintos, porque la época es distinta, son artistas, necesitan crear, no muestran una identidad propia tan clara, tan definida, se sumergen de entrada en los personajes y juegan con su fantasía”.


SOUVENIR del 2008

murió el legendario boby fisher

Fischer, nacido en Chicago y criado en el barrio neoyorquino de Brooklyn, fue buscado por las autoridades estadounidenses por jugar una partida de revancha contra Spassky, su rival durante la Guerra Fría, en Yugoslavia, pese a las sanciones internacionales que pesaban sobre ese país. Mantuvo un enfrentamiento con la Federación Internacional de Ajedrez (Fide), que lo despojó de su título y se lo atribuyó al soviético Anatoli Karpov.
Fue campeón estadounidense de ajedrez a los 14 años, Gran Maestro a los 15, y se convirtió en un icono cuando destronó a Spassky, pero su reputación como genio del ajedrez quedó eclipsada a los ojos de muchos por una serie de conflictos.
Crítico severo de su país, se consideraba un refugiado político. “¡Me cago en Estados Unidos!, gritó en una entrevista, horas después del ataque contra las Torres Gemelas.

El excéntrico Bobby Fischer fue sepultado entre gallos y gallinas a la medianoche en un helado descampado en Selfoss (a 60 km de Reikiavik, capital de Islandia), en los terrenos de un cementerio cristiano de la iglesia Laugardal, tras una íntima ceremonia privada que contó con solo cinco testigos. INFOBAE

HITO DEL AJEDREZ MUNDIAL



COMPARTIR