I HATE CHILDREN

Los niños me asustan como público, aún así, deseaba profundamente trabajar con Hugo Midón, insistí, insistí e insistí, y logré trabajar en “El Salpicón” y “La Trup sin Fin”.

Alejandra Radano en el Teatro Cervantes gritándole a una vestidora porque le planchó MAL la chaqueta.

Pero el momento místico se logró cuando formé parte de una obra incomprendida; un absoluto fracaso de público y de taquilla, representada en la desaparecida Fundación Banco Patricios: “Hotel Oasis” un Musical de Fin de Siglo, la primera y última comedia musical para adultos de Hugo Midón.

COMPARTIR