RADANO LIBROS

 “la literatura siempre dialoga,
ilumina y tonifica el discurso propio”.
Pilar Torres……………………………………

ph LEANDRO ALLOCHIS

Aprendiendo del virus

Paul B. Preciado es un filósofo transgénero, Nació en (España, 1970) destacado por sus aportes a la teoría queer y la filosofía del género. Ha sido discípulo de Ágnes Heller y Jacques Derrida.

Artículo Publicado en El País el  28 de marzo, 2020

Mutación o sumisión

Pero todo esto puede ser una mala noticia o una gran oportunidad. Es precisamente porque nuestros cuerpos son los nuevos enclaves del biopoder y nuestros apartamentos las nuevas células de biovigilancia que se vuelve más urgente que nunca inventar nuevas estrategias de emancipación cognitiva y de resistencia y poner en marcha nuevos procesos antagonistas. Contrariamente a lo que se podría imaginar, nuestra salud no vendrá de la imposición de fronteras o de la separación, sino de una nueva comprensión de la comunidad con todos los seres vivos, de un nuevo equilibrio con otros seres vivos del planeta. Necesitamos un parlamento de los cuerpos planetario, un parlamento no definido en términos de políticas de identidad ni de nacionalidades, un parlamento de cuerpos vivos (vulnerables) que viven en el planeta Tierra. El evento Covid-19 y sus consecuencias nos llaman a liberarnos de una vez por todas de la violencia con la que hemos definido nuestra inmunidad social. La curación y la recuperación no pueden ser un simple gesto inmunológico negativo de retirada de lo social, de cierre de la comunidad. La curación y el cuidado sólo pueden surgir de un proceso de transformación política. Sanarnos a nosotros mismos como sociedad significaría inventar una nueva comunidad más allá de las políticas de identidad y la frontera con las que hasta ahora hemos producido la soberanía, pero también más allá de la reducción de la vida a su biovigilancia cibernética. Seguir con vida, mantenernos vivo como planeta, frente al virus, pero también frente a lo que pueda suceder, significa poner en marcha formas estructurales de cooperación planetaria. Como el virus muta, si queremos resistir a la sumisión, nosotros también debemos mutar. Es necesario pasar de una mutación forzada a una mutación deliberada. Debemos reapropiarnos críticamente de las técnicas de biopolíticas y de sus dispositivos farmacopornográficos. En primer lugar, es imperativo cambiar la relación de nuestros cuerpos con las máquinas de biovigilancia y biocontrol: estos no son simplemente dispositivos de comunicación. Tenemos que aprender colectivamente a alterarlos. Pero también es preciso desalinearnos. Los Gobiernos llaman al encierro y al teletrabajo. Nosotros sabemos que llaman a la descolectivización y al telecontrol. Utilicemos el tiempo y la fuerza del encierro para estudiar las tradiciones de lucha y resistencia minoritarias que nos han ayudado a sobrevivir hasta aquí. Apaguemos los móviles, desconectemos Internet. Hagamos el gran blackout frente a los satélites que nos vigilan e imaginemos juntos en la revolución que viene.


LA OCTAVA MARAVILLA (1982)

Antes que escritora, Vlady Kociancich fue periodista, crítica literaria y traductora; mientras cursaba la carrera de Filosofía y Letras en Buenos Aires conoció a Jorge Luis Borges, con quien estudió inglés antiguo y con el que mantuvo una gran amistad que duraría hasta la muerte del escritor. La octava maravilla se publicó en 1982 con prólogo de Adolfo Bioy Casares.

Recuerdo la frase “Verse la cara en un espejo produce una punta de extrañeza, un natural divorcio entre lo que uno es y la imagen reflejada”.

RASCACIELOS Ballard (1975)

 El edificio como metáfora para reflejar la subdivisión en clases de la sociedad y las consecuencias terribles derivadas de ella.

«Quizá el ojo de un observador minucioso hubiera podido descubrir una fisura apenas perceptible que, extendiéndose desde el tejado del edificio, en el frente, se abría camino pared abajo, en zig-zag, hasta perderse en las sombrías aguas del estanque.»

….alegoría sobre los efectos de la inhumanidad de la vida moderna, centrada en este caso en un edificio de última tecnología, y es también una metrópoli en miniatura donde todo lo que pasa parece predecir un futuro catastrófico para todos los edificios de alrededor… o quizás todo esto sea sólo un paso obligado hacia una nueva forma de “normalidad”. Stefania Piras 

PEQUEÑOS CUENTOS MISOGINOS Patricia Higmisth (1975)

Highsmith trastoca nuestras nociones convencionales del carácter femenino, revelando el poder devastador de aquellas criaturas que alguna vez nos parecieron familiares ?«La bailarina», «La novelista», «La ñoña»? y que se destruyen a sí mismas y a todos los hombres que las rodean.

LA NIÑA QUE ILUMINO LA NOCHE Ray Brabdury (1955)

—Me llamo Negra —dijo.
Ella tenía el pelo negro
los ojos negros
y llevaba un vestido negro
y zapatos negros.
Pero su rostro era tan blanco como la luna.
Y sus ojos brillaban
como la luz de las blancas estrellas.
—Estás muy solo —dijo ella.
—Me gustaría correr con los chicos afuera —dijo el muchachito—

Pero no me gusta la Noche.
—Yo te presentaré a la Noche —dijo Negra—.
Y ustedes serán amigos.
Ella apagó la luz de la entrada.
—Ves —le dijo—. No estoy apagando la luz.
¡No, de ningún modo!
Simplemente estoy encendiendo la Noche.

Se la puede encender o apagar
igual que una lámpara
con la misma llave de luz.
—Nunca se me había ocurrido eso —dijo el muchachito.
—Y cuando se enciende la Noche —dijo Negra—,
por supuesto que también se encienden los grillos…

IDOLOS DE PERVERSIDAD Bram Dijkstra (1994)

A fines del siglo XIX estalló un ataque sin precedentes contra la mujer en prácticamente todos los aspectos de la cultura : literaria , artística , científica y filosófica. A lo largo de Europa y América, artistas e intelectuales se unieron para presentar a las mujeres como seres estáticos y no individualizados que funcionaban exclusivamente con carácter sexual y reproductivo la formulación de lo que muchos de los tópicos misóginos que aún hoy restringen el potencial de las mujeres.

IDOLOS DE PERVERSIDAD, de Bram Dijkstra explora la naturaleza y el desarrollo de esa misoginia de fin de siglo en las obras de cientos de escritores, artistas y científicos , incluyendo Zola , Strindberg , Wedekind , Henry James , Rossetti , Renoir, Moreau , Klimt , Darwin y Spencer. Dijkstra demuestra que los aspectos más perjudiciales de la Teoría Evolutiva ayudaron a justificar esta ola de sentimiento antifemenino .

HOTEL NOMADA Cees Noteboom (2002)

«Sigo construyendo mi hotel, ese inexistente edificio que sólo existe en mi cabeza, el hotel del mundo próximo y lejano, de la ciudad y del silencio, del frío y del calor.» Nómadas somos todos porque el origen de la existencia es el movimiento: por eso el viaje es una experiencia que no tiene fin. Sólo tenemos que aprender a no temerla.

COMPARTIR